Deportes tradicionales

deportes tradicionales

Deporte tradicional de rayar el palo - Foto: Rodri González

En Cantabria existen multitud de deportes tradicionales que han formado parte de la vida diaria de los habitantes de los pueblos desde hace siglos, midiendo destreza, fuerza y habilidad de los cántabros. La gran mayoría de ellos tienen en común ser trabajos o tareas cotidianas como la siega o el arrastre con animales.

En este artículo describimos y detallamos con videos algunos de los deportes tradicionales más populares que a día de hoy se practican en Cantabria, ahora tan solo como meras exhibiciones durante festejos.

ANDAR EL PALO - Subir arriba

Esta especialidad consiste en que el participante demuestre su destreza y habilidad con el (*) palu o palancu. Se utiliza el mismo "palu" (vara de avellano) que en el salto pasiego y gana quien más tiempo esté sobre el palo avanzando con él.

El "palu", "vela" o "palancu" pasiego es una vara de avellano recta, a la que se ha extraído la corteza tostándola al fuego, y a la que se ha dejado curar para adquirir resistencia sin perder flexibilidad. El proceso de preparación es largo, a base de calor, agua, grasa, arena y a la vez es un proceso muy largo. A su vez en el extremo inferior tiene un casquillo, cuya base se cubre con un clavo o tachuela formando una puntera que sirve para que se aferre al suelo, evitar su desgaste y como defensa. La longitud del "palu"" excede normalmente una cuarta y media la altura del dueño que lo lleva, por lo que normalmente suele superar los dos metros, y su grosor ronda los 6 centímetros.

Las utilidades que se le ha dado al palu son numerosas. Tradicionalmente los pasiegos usaban el "palu" haciendo palanca sobre él para dar un salto y librar un obstáculo, para salvar las paredes de piedra que limitaban los prados de la zona, los bardales, arroyos, barrancos y cualquier otro obstáculo que impidiese su acceso, dada la abrupta topografía de las zonas altas de Cantabria. Hay versiones que dicen que también tenia una función de arma defensiva, tanto contra animales peligrosos o bien para arrear a los animales, así como en las peleas juveniles o vecinales, en las que arrebatarle el palu a alguien era someterle a humillación y poner en duda su hombría. En ocasiones la autoridad a causa de las reyertas prohibía el uso del palanco debido a las batallas que se originaban. También es posible que el "palu" sirviese para rondar o cortejar a las mozas. Por último, ha ocupado un lugar simbólico en reuniones tanto de carácter religioso como laico o popular igualmente era importante para rendir pleitesía a las Autoridades Civiles o Eclesiásticas.

TIRO DE PALO - Subir arriba

El tiro de palo es un juego muy duro y necesita de un gran esfuerzo físico por parte de los participantes.

Se inicia con los dos jugadores sentados en el suelo, uno en frente del otro, con las piernas estiradas y juntas, colocando cada jugador las plantas de los pies pegadas a las del contrario. Se situará un palo a la altura de los pies de ambos participantes, en posición horizontal.

Una vez que ambos jugadores hayan agarrado el palo, tendrán que tirar hacia atrás y levantar al contrario del suelo. Se realizará dos veces, intercambiándose de sitio la posición de las manos, de manera que una vez se cogerá el palo por los extremos y la segunda se cogerá por el centro. En caso de empate se realizará un tercer tiro de desempate. Se dice que el jugador que agarra el palo por el interior tiene ventaja sobre el contrario.

CARRERA DE BELORTA - Subir arriba

Se trata de apilar la hierba seca con la ayuda de un "palu" o "palancu" y una vez hecho esto se levanta toda la pila, cargándosela sobre la espalda para transportarla.

Tradicionalmente se utiliza esta técnica para transportar la hierba en aquellos lugares donde el terreno no permite una fácil maniobrabilidad como es el caso de los valles pasiegos, al ser todo el terreno muy empinado y dificultoso.

CARRERA DE OLLAS - Subir arriba

Este deporte tradicional en el norte de España consiste en transportar dos ollas llenas de agua, de 45 litros cada una, y dar vueltas alrededor de un circuito. El participante que más vueltas pueda dar al circuito es el ganador.

CORTA DE TRONCOS - Subir arriba

La corta de troncos con hacha o con tronzador, como en otras regiones próximas a Cantabria como pueden ser Asturias y el País Vasco se ha convertido actualmente en un deporte cuando antiguamente era una tarea común entre las personas de los pueblos.

Se disputan varias modalidades de corta de troncos, por ejemplo, por parejas cortar varios troncos dándose relevos continuamente o individualmente gana el que más rápidamente corte todos los troncos.

SALTO PASIEGO - Subir arriba

En Cantabria es bien conocida la modalidad del Salto Pasiego, un deporte procedente de la destreza en el manejo de un palo.

El Palu o Palancu, también denominado vela, es una vara de avellano bien recta, a la que se ha extraído la corteza tostándola al fuego y a la que se ha dejado curar para que fuese adquiriendo cierta resistencia sin perder su flexibilidad. El proceso de preparación es largo, a base de calor, agua, grasa, arena,… y mucho tiempo. La longitud del palu excede normalmente una cuarta y media la altura del saltador, por lo que suele superar los dos metros, y su grosor ronda los 6 centímetros...

En el extremo inferior suele ir herrado con una capucha de hierro y un ancho clavo, formando una puntera que sirve para que se aferre al suelo, evitar su desgaste y como defensa. Es costumbre también, adornar la parte superior con tachuelas doradas.

Las utilidades que se le ha dado al palu son numerosas y de lo más variadas. Los pasiegos lo utilizaban para librar saltando, cualquier obstáculo que pudieran encontrar en los hostiles caminos de su entorno, arroyos, matorrales, barrancos, muros de las fincas…, llegando a adquirir una gran habilidad en su manejo. Otra de las utilidades que se le daba era la de arma defensiva, tanto contra animales, como en las peleas juveniles o vecinales, en las que arrebatarle el palu a alguien era someterle a humillación y poner en duda su hombría. El buen manejo del palancu en las reyertas generaba cierto prestigio en el luchador, sobretodo si la destreza existía por igual en las dos manos. Hubo ocasiones en las que a causa de las excesivas reyertas, tanto entre los propios pasiegos, como con gente foránea, la autoridad tuvo que prohibir el uso del palanco debido a las sangrías que se originaban. El uso del palo también servía para rondar o cortejar a las mozas, había toda una serie de reglas para este propósito.

Por último, y no por ello menos importante, ha ocupado un lugar simbólico en reuniones tanto de carácter religioso como laico o popular. Este es un caso que podemos observar en otras zonas con objetos como espadas, lanzas o remos, en nuestro caso los palancos se suele exhibir en las procesiones de las tres villas pasiegas, en sus respectivas fiestas patronales del entorno, y en la fiesta de Nuestra Señora de Valvanuz. Además también se le hacía partícipe para rendir pleitesía a las Autoridades Civiles o Eclesiásticas, sobretodo en su llegada a las villas.

En las competiciones, el salto pasiego tiene otro tipo de modalidades, en las que se trata de demostrar la habilidad y agilidad. Entre estas modalidades se encuentran:

Salto de distancia a pies juntos;
Salto de altura en carrera;
Salto sin mover el palo del suelo y arrastrándose sobre él;
Salto cambiando el palo de sitio cuando el saltador está en el aire, una sola vez;
Salto cambiando el palo de sitio las veces que pueda;
Hacer un recorrido por el palo dando pequeños saltos;
Dar un salto a modo de pértiga (la más extendida).

La tradición del palo se ha perdido y, cuando antiguamente pasiego y palo eran uno, ahora es difícil hallarlos juntos. Debemos contentarnos con observar estos juegos, a veces relegados a meras exhibiciones o simples coreografías.

PASABOLO TABLÓN - Subir arriba

Es una modalidad de Bolos que consiste en lanzar una bola por un tablón y lanzar lo más lejos posible los tres bolos que hay al final de la tabla sobre un campo de hierba de casi 50 metros de largo.

El tablón se suele limpiar con agua después de cada tirada con el fin de facilitar el deslizamiento de la bola por el tablón y para borrar las marcas realizadas por las bolas anteriormente lanzadas, lo que permite al jugador poder localizar sus posibles fallos. Los bolos, que no tienen cabeza, se fijan en los agujeros del suelo mediante arcilla.

En la campa hay siete rayas con un valor de 10, 20, 30, 40, 50, 60 y 70 (de la más cercana a la más lejana). Si un bolo es derribado pero no alcanza la primera raya vale 1, y la mayor jugada son 210 bolos. Cada Raya esta a unos 5 metros de la otra, estando colocada la primera a unos 12 metros del ultimo bolo.

Los grandes jugadores a destacar en este deporte han sido y algunos lo siguen siendo; Julio Ortiz (El Zurdo), Jose Manuel Llamosas (El Lobo), Pedro Arana, Miguel del Rio, Jose Miguel Parada, Jose Antonio Cano, Joseba Cedrún, Antonio Martinez.

videos carreras