A mí no me roban más! - Precios carreras populares

organizar carreras

Voy a hablar de algo que suele estar en boca de todos en los últimos tiempos y cada día lo estará más: los precios de las carreras.

En primer lugar debo decir que no soy atleta, no pertenezco a ningún club, no suelo correr carreras populares (salvo alguna excepción). Tan solo me gusta hacer deporte de vez en cuando para sentirme mejor y estar sano.

Para cualquier persona con un poder adquisitivo medio (hoy día lo denominaremos medio-bajo o bajo) inscribirse en una carrera donde hay que pagar supone, cuanto menos, un transtorno. Si a esto le añadimos que cada día el precio de las carreras está aumentando, no digamos.

Jamás me he visto envuelto en el problema de tener que organizar una prueba deportiva, pero seguro que ha de ser complicado. Cuando digo esto me refiero a ello desde el punto de vista económico y no tanto al organizativo, que también.

A día de hoy conseguir subvenciones es prácticamente imposible. Ningún organismo te niega apoyo, pero pocos te dan dinero. El apartado de ingresos del presupuesto se ciñe básicamente a los posibles patrocinadores (empresas privadas) y al conseguido mediante las inscripciones de los corredores.

Si analizamos los gastos que conlleva organizar una prueba deportiva, da miedo meterse en estos berenjenales, al menos sin tener experiencias satisfactorias previas. Podéis ver el siguiente artículo de CONTRAMETA donde se analizan los gastos de una carrera al azar.

Pero éste no es el objetivo de este artículo. Yo quería hablar de nosotros, de la gente, cómo somos (me incluyo en la crítica). No hacemos más que criticar, criticar y eso... criticar.

Ejemplo 1:
Carrera cara: surge una prueba deportiva y nos encontramos que la inscripción duplica o triplica el precio de otras carreras de igual distancia.

Mi comentario (el que critica): "Vaya robo!!. En Bilbao hacen una de más kilómetros y cobran 4 € menos. Estos ladrones se están forrando, y encima es su primera edición. Que no vaya nadie eh!, bueno haced lo que queráis... pero yo no voy."

Ejemplo 2:
Carrera barata: hay pruebas en las que se cobra 1 € simbólico, que por cierto es a beneficio de los afectados por alguna enfermedad rara.

Mi comentario (el que critica): "No vuelvo... vaya camisa!! Para eso es mejor no dar nada. Y las salchichas... no quiero pensar qué tenían dentro. La cosa es que las comí porque tenía un hambre que te jodes."

Tras esto... tenéis que escuchar esta pedazo canción que me define, ¿que nos define? El Combo Linga: Así somos, así nos va!

En estos tiempos tan duros todo molesta: pagar por algo que debería ser gratis (deporte), pagar poco por algo que según nosotros debería ser gratis (deporte mas salchicha), que alguien haga algo (deporte, iniciativas solidarias, intentar ganarse la vida...).

En definitiva, deporte no es correr carreras. Si las inscripciones nos parece caras, tenemos lugares e incluso instalaciones gratuitas donde hacerlo.

Si alguien opta por pagar por correr una carrera, desde aquí mi enhorabuena porque esa experiencia no es comparable con lo anterior. Mi agradecimiento porque además ayudará a reactivar la economía de la zona que tan necesario es (bares, restaurantes, etc) o empresas que lícitamente se dedican a ello.

Como siempre, solo mencionar que este artículo está escrito sin maldad, que no trata nada más que hacer pensar a los lectores. Espero que os animéis a comentar más abajo.

videos carreras